Press Release

Documento Filtrado de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) Hace Llamado para Descriminalización de Consumo y Posesión de Drogas

Descriminalización de Drogas Emerge Rápidamente como Objetivo Común de Políticas de Drogas, Seguridad Pública y Depositarios de Salud Mientras se Aproxima Sesión Especial de Drogas de ONU en 2016

Reformas de Políticas de Drogas en E.U.A. y Alrededor del Mundo Toman Fuerza: Legalización de Marihuana, Descriminalización de Drogas y Poniendo un Fin a Encarcelamiento en Masa

<h2 class="subtitle">
Contacto:</h2>
<p>Tony Newman 646.335.5384<br />
Ethan Nadelmann 646.335.2240&nbsp;</p>

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) pareció hacer un llamado a gobiernos alrededor del mundo para poner un fin a la criminalización del consumo y posesión de drogas de acuerdo a Richard Branson, uno de los miembro honorarios de Drug Policy Alliance (DPA). Sin embargo, la organización retiró el documento bajo la presión de al menos un país de acuerdo a la BBC.

“Por un lado es prometedor el hecho de que una declaración tan poderosa afirmando la necesidad de descriminalizar el consumo y posesión de drogas haya llegado tan lejos en los procedimientos de la ONU. Eso en sí ya muestra un cambio dramático comparado a unas décadas atrás cuando estas conversaciones eran más reprimidas,” dijo Ethan Nadelmann, director ejecutivo de Drug Policy Alliance. “Esto refleja el apoyo creciente para la descriminalización en Europa y América Latina al igual que una insistencia para que las políticas de drogas en las organizaciones de la ONU tratando con temas de salud, desarrollo y derechos humanos se adhieran a las convenciones internacionales en esas áreas también. ”

El documento de la ONU que fue impreso con un encabezado formal de la UNODC sin mención de ser un borrador fue aparentemente distribuido el viernes pasado con un embargo. Fuentes confidenciales dicen que cuando un corresponsal violó el embargo la UNODC decidió retirar el reporte tras ser presionada aparentemente por el gobierno de los Estados Unidos.

Hay más de 1.5 millones de arrestos por drogas cada año en Estados Unidos y la gran mayoría son solamente por posesión. Alrededor de dos decenas de países y docenas de ciudades y estados en Estados Unidos han tomado pasos para implementar la descriminalización del consumo y posesión de drogas.

“Simplemente no hay una base científica, ética o de salud para introducir a alguien al sistema de justicia penal sólo por posesión de drogas,” agregó Nadelmann. “Lo que esperamos es que esto ayude a acelerar la tendencia global hacia la terminación de la criminalización de drogas. Esto definitivamente haría una diferencia enorme en los Estados Unidos.”

En abril del 2016 la Asamblea General de las Naciones Unidas tendrá una sesión especial sobre drogas (UNGASS) – una iniciativa propuesta en el 2012 por el ex-presidente mexicano Felipe Calderón – para llevar a cabo una revisión extensa de los éxitos y las fallas del régimen internacional de regulación de drogas. Mientras que el último UNGASS de 1998 fue dominado por llamados retóricos para un “mundo libre de drogas” y concluyó con objetivos poco realistas con respecto a la producción ilícita de drogas, el siguiente UNGASS será indudablemente influenciado por recomendaciones como las del reporte de la UNODC. 

Tanto en los Estados Unidos como alrededor del mundo se ha presenciado un incremento en voluntad política para reparar las políticas de drogas globales. Líderes distinguidos como Kofi Annan, Paul Volcker y Richard Branson se han unido a ex–presidentes de Brasil, Chile, Colombia, Grecia, México, Polonia y Suiza y otros miembros de la Comisión Global de Políticas de Drogas en un llamado para acabar con la criminalización de personas que consumen drogas.

Las recomendaciones en el documento filtrado de la UNODC son consistentes con la Comisión Global y con una coalición creciente de depositarios abogando por la descriminalización de drogas como la Organización Mundial de la Salud, Asociación Americana de Salud Pública, Organización de los Estados Americanos, Federación Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, NAACP, Human Rights Watch, Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y del Congreso Nacional Latino. En un reporte publicado el año pasado la Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo un llamado claro pidiendo reformas de políticas de drogas más amplias, incluyendo la descriminalización del consumo de drogas, prácticas de reducción de daños como programas de intercambio de jeringuillas y tratamientos de substitución y la prohibición del tratamiento obligatorio para personas que consumen drogas.

La descriminalización de la posesión de drogas puede proveer varios beneficios grandes para la salud y seguridad pública como:

  • Reducir el número de gente arrestada y encarcelada;
  • Incrementar acceso a tratamiento de drogas;
  • Reducir los costos de la justicia penal y redireccionar recursos de justicia penal a sistemas de salud;
  • Redireccionar recursos de cuerpos policiales para prevenir crímenes serios y violentos;
  • Tomar acción con respecto a las desigualdades raciales en organismos judiciales, sentencias, encarcelamiento y daños a la salud relacionados al tema;
  • Minimizar el estigma y crear un ambiente en el que las personas que consumen drogas sientan menos miedo de buscar tratamiento y puedan usar servicios de reducción de daños y recibir servicios de VIH/SIDA; y
  • Proteger a la gente de las consecuencias debilitantes de una condena criminal.

En el 2001, legisladores portugueses implementaron la descriminalización de posesión menor y consumo de todas las drogas ilícitas y reclasificaron estas actividades como violaciones administrativas. Una década después no se han visto incrementos en el consumo de drogas en Portugal y ha bajado el índice de consumo problemático de drogas y el consumo de drogas en adolescentes. También ha bajado el número de gente arrestada y encarcelada por drogas al igual que el índice de VIH/SIDA y muertes causadas por opiáceos. Por último, ha habido un incremento en el número de gente recibiendo tratamiento de drogas.

En los Estados Unidos 17 estados han reducido o eliminado las condenas criminales por posesión personal de marihuana. En algunos estados como California se ha considerado reducir las condenas por posesión de otras drogas lo cual ha sido apoyado por el 75% de los residentes del estado. Otros trece estados al igual que Washington, DC y el gobierno federal ya tratan la posesión personal de drogas como un delito menor y no un crimen.

Jurisdicciones de Estados Unidos y otros países que han adoptado políticas de drogas menos punitivas no han visto un incremento significativo en el consumo de drogas y daños o crímenes causados por drogas en comparación con otros países más punitivos. De hecho, muchos países que tratan la posesión de drogas como un delito menor han tenido índices más bajos de consumo de drogas ilícitas e índices más altos de ingreso a tratamiento en comparación a otros países donde se considera un crimen.

“Ser arrestado por posesión de drogas no es un asunto menor,” dijo Nadelmann. “Puede crear un registro criminal permanente al que tienen acceso bancos, escuelas, empresas, propietarios y otras agencias gubernamentales que pueden acosar a una persona por el resto de su vida. El hecho de que esto le suceda a un millón de personas en Estados Unidos cada año es absurdo.”

Hoja Informativa: Acercamientos a la descriminalización del uso y posesión de drogas